¿Qué contiene Lebasi?

Escrito por

El lactoserum suizo Lebasi es un alimento que cumple con las más estrictas normas de calidad, producción y exportación, lo que garantiza su pureza, calidad nutrimental e integridad.

Este alimento natural se obtiene a partir de la elaboración de los quesos. Durante el proceso de transformación de la leche de vaca en queso, se obtiene el suero de leche o lactoserum, el cual es bajo en grasas y libre de colesterol. Este suero fresco, que es líquido, simplemente es deshidratado para que tome la forma de polvo. Así que no contiene colorantes, conservadores o aditivos que puedan dañar la salud o tener algún efecto secundario (por eso es 100% natural).

Además, posee un valor biológico superior, lo que significa que es más fácil de asimilar para el organismo, y es un alimento funcional, es decir, nutre y tiene propiedades benéficas para el organismo, garantizando así un funcionamiento óptimo y una nutrición adecuada para toda la familia (desde bebés de tres meses hasta adultos mayores, sin importar su estado de salud).

¿Qué contiene Lebasi?

Que lo hace tan saludable.

Pues 41 nutrientes que aportan al cuerpo diversos beneficios. Son 11 vitaminas, 11 minerales y 19 aminoácidos. Aquí los detallamos.

Vitaminas

Estas son las que contiene el lactoserum suizo:

  • Vitamina A. Compuesto que interviene en variadas vías fisiológicas relacionadas con múltiples funciones. En dosis altas ha demostrado ser tóxica, por lo cual no se recomienda el uso de suplementos salvo estricta indicación médica. Ayuda a mantener la piel sana, hidratada y a fortalecer el sistema inmunológico.
  • Vitamina B1. Consumirla te proporciona un corazón saludable.
  • Vitamina B2. Ayuda a tener una piel bella y uñas bonitas; vital en el funcionamiento del sistema nervioso, ojos y glándulas suprarrenales.
  • Vitamina B3. Participa convirtiendo los alimentos en energía; en la formación de las células de la sangre, hormonas y ayuda a mantener la salud de la piel, nervios y vasos sanguíneos.
  • Vitamina B5. Participa en la generación de energía, la formación de bilis y células de la sangre, así como en la síntesis de grasas. Es importante para la salud del cabello y la piel, refuerza el sistema nervioso y ayuda a formar hormonas sexuales.
  • Vitamina B6. Realiza acciones semejantes a las hechas por las vitaminas B3 y B5, además de reforzar el sistema digestivo e inmunológico.
  • Vitamina B9 o ácido fólico. Ayuda a utilizar y crear nuevas proteínas, indispensable en la formación de glóbulos rojos y producción de ADN. Durante el embarazo, ayuda a prevenir algunas anomalías congénitas.
  • Vitamina B12. Indispensable para la formación de glóbulos rojos, crecimiento corporal y regeneración de tejidos; previene la anemia y protege al hígado de posibles daños.
  • Biotina. Participa en el metabolismo de las proteínas, carbohidratos y grasas.
  • Vitamina C. Indispensable para la salud de los huesos, dientes, encías y uñas. Ayuda a absorber el hierro, actúa como antioxidante, protege contra enfermedades del corazón, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer. También participa en procesos para la desintoxicación del hígado y es agente antiinfeccioso.
  • Vitamina E. Es un reconocido antioxidante. Disminuye la posibilidad de riesgos cardíacos, protege los pulmones y otros tejidos de la contaminación, apoya al correcto funcionamiento del sistema inmunológico, el sistema endocrino y las glándulas sexuales.

Minerales

  • Calcio. Es el mineral más abundante en el cuerpo. Su función principal es ayudar a la construcción y mantenimiento de huesos y dientes, haciéndolo en colaboración con el fósforo. Además, interviene en el proceso de coagulación sanguínea y en el control del paso de fluidos a través de las células. También está ligado al correcto funcionamiento del corazón y sistema muscular.
  • Hierro. Sirve para producir hemoglobina y transportar oxígeno a todo el cuerpo. Su falta provoca anemia, fatiga, depresiones y favorece las infecciones.
  • Magnesio. Ayuda al funcionamiento de los músculos; conserva sanos los huesos, dientes y articulaciones. Si no lo consumes puedes sufrir problemas en músculos y nervios, debilidad y convulsiones.
  • Cobre. Se encuentra en todos los tejidos del cuerpo. Ayuda en la formación de hemoglobina y glóbulos rojos, facilitando la absorción del hierro. También ayuda en la conversión de un aminoácido en un pigmento oscuro que da color a la piel y al cabello.
  • Fósforo. Es el segundo mineral en abundancia en el cuerpo y se encuentra en todas las células vivas. Está implicado en el correcto funcionamiento tanto de músculos como de nervios, colaborando a menudo con el calcio.
  • Sodio y potasio. Colaboran en el equilibrio de fluidos del organismo. El potasio se encuentra principalmente dentro de las células y el sodio, predominantemente en los líquidos fuera de éstas. unto con el calcio y magnesio, el equilibrio entre estos electrolitos juega un papel importante en la salud cardiovascular.
  • Zinc. Forma casi 80 enzimas, por lo que es muy útil en el metabolismo; también es componente de la insulina. Su carencia provoca retraso en el crecimiento, problemas de cicatrización de heridas y fallos del sistema inmunológico.
  • Yodo. Se encarga de formar las hormonas tiroideas que regulan la actividad metabólica, el crecimiento, las funciones neuromusculares, el sistema nervioso, la regeneración de la piel y el crecimiento del pelo.
  • Níquel. Activa la transformación de la glucosa en glucógeno, cataliza las enzimas arginasa-tripina y carboxilasa, participa en la producción de hormonas como la adrenalina, noradrenalina, prolactina y aldosterona. Se encuentra en pulmones, corazón, ovarios, testículos y páncreas.
  • Selenio. Es importante para la reproducción, la función de la glándula tiroidea, la producción de ADN y para proteger al cuerpo contra infecciones y el daño causado por los radicales libres.

Aminoácidos

  • Ácido Aspártico. Protege el sistema nervioso y el hígado. También eleva el crecimiento de la masa muscular.
  • Ácido Glutámico. Ayuda a la producción de energía para el cerebro; cicatrización de úlceras; evita la fatiga, depresión, impotencia; y mejora la concentración.
  • Alanina. Estimula la formación de anticuerpos y ayuda a mantener la próstata en buen estado.
  • Arginina. Es precursor del óxido nítrico. Ayuda al control del colesterol y la presión arterial, mejora la calidad de los espermatozoides y ayuda en la infertilidad femenina.
  • Cistina. Es precursor del glutatión, un potente antioxidante natural. Actúa como protector estomacal y ayuda a incrementar la masa muscular.
  • Glicina. Actúa como neurotransmisor, tranquilizante del cerebro y evita la acumulación de amoniaco.
  • Fenilalanina. Estimulante cerebral, regula el ritmo cardiaco y ayuda a reducir la sensación de apetito.
  • Histidina. Mejora la respuesta inmunitaria, es necesaria para la producción de glóbulos rojos y blancos, y reduce la presión arterial.
  • Isoleucina. Necesaria para la formación de hemoglobina y participa en la coagulación sanguínea.
  • Leucina. Ayuda al mantenimiento de masa muscular, control de peso y limpieza de las arterias, disminuyendo los niveles de colesterol.
  • Lisina. Favorece la producción de anticuerpos, mejora la función gástrica y previene metástasis en cáncer.
  • Metionina. Mejora el rendimiento muscular, evita la acumulación de colesterol y protege contra radicales libres.
  • Ornitina. Interviene en el metabolismo de la grasa corporal, ayuda a la cicatrización de heridas y produce insulina de mejor calidad.
  • Prolina. Es parte integrante de ligamentos y tendones, ayuda en enfermedades articulares e impotencia. Protector cardiovascular.
  • Serina. Importante hidratante de la piel, interviene en el metabolismo de las grasas y reduce los niveles de cortisol (hormona que destruye los tejidos).
  • Tirosina. Interviene en la síntesis de neurotransmisores, fabricación de hormonas tiroideas y estimula la actividad cerebral.
  • Treonina. Estimula la desintoxicación del hígado; participa en la formación de colágeno, elastina y formación de los dientes; además de protegernos contra infecciones intestinales.
  • Triptófano. Indispensable para la producción de serotonina y previene enfermedades cardiacas.
  • Valina. Participa en la formación de tejido muscular, mantenimiento de la salud mental y equilibra los niveles de glucosa en la sangre.

Si estás interesado en conocer más sobre el producto y adquirirlo, visita lebasi.com.mx

Categorías de artículos:
Alimentos y nutrientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us

Salud y Bienestar Universal